¿Quieres irte de Erasmus? 10 cosas que necesitas saber

Erasmus es una experiencia única e irrepetible que brinda la Unión Europea a los estudiantes universitarios. Los estudiantes que tienen esta oportunidad lo confirman: los momentos y situaciones que se viven en el lugar que escogen para hacer Erasmus son únicos e irrepetibles. Ahora bien, antes de irte debes saber algunas cosas que son clave para sacar el mayor provecho a la experiencia posible. Y por eso mismo aquí vamos a darte 10 consejos que debes saber para evitar quebraderos de cabeza.

1. Escoge el destino que más se adapte a ti

Tienes que tener en cuenta que el destino elegido será donde vas a vivir al menos 6 meses, por lo tanto, no es un viaje más que añadir a tu lista. Este será una de las experiencias más importantes de tu vida y de tu elección dependerá en buena medida su éxito.

A veces, intentamos buscar la mejor universidad o el país más barato y no nos damos cuenta de que a veces no es el mejor destino para nosotros, bien por el idioma, por el ambiente, que puede ser muy diferente al que esperamos… Todas estas circunstancias pueden hacer que no encajemos bien o que la experiencia no sea tal y como la esperábamos.

Por este motivo, hemos creado una lista donde describimos los mejores países para irse de Erasmus. ¡Toma nota y selecciona el que mejor se adapte a tus expectativas!

2. Investiga sobre las costumbres y la cultura de tu país de destino

De la misma forma que cuando viajas con tu familia tenéis un plan más o menos establecido de las actividades que queréis hacer, lugares que vais a visitar, etc. Con tu destino Erasmus, debes hacer lo mismo. Investiga sobre la historia del lugar, su gastronomía, las fiestas típicas, modos de trasporte, conectividad con otras ciudades cercanas, etc.

Toda investigación previa te facilitará la posterior adaptación y te permitirá acostumbrarte más rápido a las costumbres del lugar. A veces no paramos a pensarlo, pero el no sentirse extraño en un lugar favorece mucho nuestra participación e inclusión.

También es muy necesario que hagas esta investigación con la mente muy abierta a conocer, descubrir y entender culturas diferentes y conocer a mucha gente nueva. Esto te va a ayudar mucho a la hora de escoger tu destino y adaptarte estando ya allí.  

3. Escoge un buen alojamiento

Esto resulta fundamental ya que a muchos estudiantes les ha pasado que han buscado el más barato y al final les ha terminado saliendo más caro porque no han tenido en cuenta la distancia al lugar de estudio o centros de ocio y el precio del trasporte del lugar.

También hay diferentes tipos de lugares donde vivir. Eso es algo que depende más de cada uno, ya que los hay que buscan residencias, por el ambiente universitario y multicultural que hay, que por lo general los alumnos Erasmus es lo que más buscan. Pero también los hay que prefieren alquilar un piso o incluso algunos buscan una familia con la que vivir. Aquí lo importante no es únicamente el precio, sino escoger la que más se adapte a cada uno, ya que no hay que olvidar que va a ser tu hogar durante al menos 6 meses.

4. Aprende el idioma local

Por lo general, para elegir un destino, la universidad te exige tener al menos un nivel b1 o b2 en el idioma local. Pero a veces pasa que, dependiendo del destino, lo que se exige es este mismo nivel pero de inglés -no siendo el idioma local pero sí en el que realizarás tus estudios-. Esto a la hora de estudiar suele ser más conveniente, pero, cuando se trata de integrarse, puede complicar las cosas, ya que no todo el mundo con el que te relaciones hablará inglés fluido. De todos modos es importante que te informes sobre los requisitos lingüísticos necesarios para solicitar la Beca Erasmus.

Es muy recomendable aprender -o al menos tener unos conocimientos básicos de- la lengua local, ya que esto va a ayudarte a integrarte de una forma más rápida y fácil.

Otra cosa es que, una vez en el destino, busques a más estudiantes Erasmus, ya que se encontrarán en la misma situación que tú. De modo que estarán más abiertos y con una mayor predisposición a conocer a gente y hacer amigos que los estudiantes locales. De esta forma, el integrarte se te va a hacer mucho más llevadero.

5. Infórmate bien de los acuerdos que hay entre tu universidad de origen y de destino

Este punto quizá sea el más aburrido y tedioso, pero puede evitarte muchos problemas y quebraderos de cabeza. Pregunta a alumnos de cursos superiores que han estado en el destino al que deseas ir para que te pongan al día de los trámites exactos y te ayuden a elegir bien las asignaturas, te den tips que te puedan ser útiles para preparar tu viaje…

Otra cosa que te recomendamos es que contactes con la universidad de destino, ya que seguro que te pueden dar información útil para cuando llegues allí.

Y por último, aunque es lo más importante, haz la solicitud de becas, acuerdos de estudio y todos los trámites que se necesitan para el intercambio en tiempo y forma. No queremos que te quedes sin vivir la experiencia por hacer los trámites tarde.

6. Crea una lista con todo lo que vas a necesitar

Es sumamente importante hacer esta lista para evitar que se te olviden cosas que luego vas a necesitar en tu lugar de destino. Y, sobre todo, te va a servir para no olvidarte nada cuando hagas las maletas de vuelta para volverte.

También lleva recuerdos de tu familia y amigos para decorar, ya que eso te va a ayudar a sentirte más cerca de ellos y va a hacer más acogedor tu nuevo cuarto.

Un consejo: olvídate de llevar una maleta hasta arriba de ropa y zapatos porque al final te vas a poner más o menos lo mismo siempre y allí vas a poder lavar la ropa. Preocúpate más por hacer un hueco en tu maleta para llevar buen jamón, aceite y embutidos que en tu destino, aparte de ser difíciles de encontrar, van a ser extremadamente caros.

En caso de que tu destino sea un país nórdico, mejor compra la ropa de abrigo allí, nada más llegar, ya que la ropa que puedas comprar aquí no va a ser tan buena ni va a estar suficientemente preparada para esos niveles de lluvia y frío.

7. Ten todos tus documentos en regla

Es de suma importancia tener todos los documentos en regla y siempre tratar de llevarlos en un lugar seguro donde no puedas perderlos.

Lo más aconsejable es siempre llevar el DNI encima y dejar en tu casa bien guardado el pasaporte, ya que en caso de perder uno, siempre tienes el otro por si acaso. Aparte de que en muchos casos viajar con el pasaporte será imprescindible.

8. Hazte un seguro de viajes

Aunque parezca un gasto innecesario, es muy importante tener un seguro de viaje, aunque sea el más básico de todos. Es importante porque en caso de tener cualquier problema te puede ahorrar mucho dinero y preocupaciones.

Esto es algo que a muchos estudiantes Erasmus se les olvida y luego, cuando lo necesitan, se arrepienten de no haberlo hecho. No cometas el mismo error, sé precavido y cúbrete las espaldas.

9. Disfruta del tiempo con tu familia y amigos antes de irte

Antes de irte a vivir tu experiencia, disfruta todo lo que puedas con tus amigos y familia porque vas a pasar una larga temporada sin verles y, sobre todo al principio, les vas a echar mucho de menos. Por eso mismo, aprovecha todo lo que puedas para estar con ellos y recargar las pilas de cara a esta maravillosa experiencia que estás a punto de vivir.

10. Ten especial cuidado con el dinero y el banco

A día de hoy, existen numerosos bancos que ofrecen cuentas especiales para alumnos Erasmus. Por lo general, la cuenta que tengas abierta aquí ofrecerá menos ventajas que desventajas. Muchos bancos cobran comisiones muy altas por pagos en el extranjero o por lo cambios de divisa, de modo que es muy importante que te informes para saber si es mejor abrirte una cuenta especial para tu Erasmus.

De cara a tus gastos, también debes tener presente qué costes vas a tener de cara a calcular tu Beca Erasmus dependiendo de tu país de destino.

Además, te recomendamos que, antes de irte, hagas un poco de investigación de lo que cuestan las cosas en tu destino y vayas con un presupuesto hecho para los diferentes gastos que vayas a poder tener. Ya que. si te organizas bien y gestionas bien el dinero, vas a poder aprovechar y viajar gracias a las buenas conexiones que hay dentro de Europa.

El pago de la Beca Erasmus se realiza en 2 tiempos. El primero una vez llegas al país de destino -en principio antes de los 2 primeros meses, pero es bastante habitual que se retrase- y el segundo a la vuelta. Si contabas con este dinero para hacer frente a los primeros gastos que surgirán desde incluso antes de salir de España, puedes contar con nosotros. Desde Bcas, podemos adelantar tu beca para que disfrutes de tu Erasmus sin preocupaciones desde el primer día. Puedes informarte de las condiciones aquí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
¡Cobra tu beca ya!
Si ya has recibido la confirmación oficial de la
concesión, puedes solicitar tu adelanto.